botella_de_agua

¿TOMAR 8 VASOS DE AGUA AL DÍA REALMENTE ES NECESARIO?

MITO Y REALIDAD

May 16 2017
botella_de_agua
por: Zone Energy

Nuestro organismo está formado en su mayoría por agua, un 75% de los músculos es líquido, por ello es importante su consumo diario. Beber agua no solo nos hace bien, también es necesario para tener una vida saludable. No es de extrañar que médicos en general o especialistas en dieta y nutrición, recomienden su consumo durante el día, por lo menos dos litros.

Desde niños hemos escuchado decir que el agua nos ayuda a obtener un mejor funcionamiento de nuestro organismo. Las abuelas insisten en sus bondades para una limpieza profunda de riñones e hígado y una correcta oxigenación del cerebro, entre otros favores y hacen hincapié en la importancia de beberla en ayunas. Pero, ¿por qué? solemos preguntarnos. Carmen García Torrent*, nutricionista y licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos señala que lo recomendable es tomar uno o dos vasos de agua en ayunas y luego seguir tomando el líquido durante el resto del día hasta llegar a los dos litros. También recomienda que tras su ingesta esperemos diez minutos por lo menos antes de desayunar para que pueda actuar sobre el cuerpo.

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios de mantenerse hidratado son varios; tener una digestión sana, buena piel, diabetes controlada…. Pero muchos no llegamos a consumir la cantidad necesaria o indicada. Normalmente, los especialistas recomiendan entre 6 y 8 vasos de agua al día, aunque también depende de nuestra complexión, salud y actividad. Dentro de lo considerado como un escenario ideal, los hombres deben consumir al menos 2,5 litros diarios y las mujeres, 2 litros. El otro medio litro, lo obtendremos al comer frutas y verduras, ya que son alimentos con alto contenido de agua.

Gracias a su consumo provocamos una mayor diuresis favoreciendo la eliminación de toxinas previniendo ciertas enfermedades. El consumo adecuado es básico para que los riñones funcionen bien, ayudando a eliminar residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina. Una apropiada absorción es importante para el funcionamiento correcto del cerebro. Cuando estamos debidamente hidratados, las células del cerebro reciben sangre oxigenada y éste se mantiene alerta. Según el Instituto Europeo de Hidratación* el agua es la responsable de muchas de las reacciones químicas vitales del organismo y mantiene las funciones corporales. Advierte además esta fundación sobre la importancia de mantener una hidratación adecuada en los niños: “Mantener una hidratación correcta en los niños ayuda a mejorar su condición física, la concentración, la memoria a corto plazo y diferentes elementos de aprendizaje”, resalta el instituto.

aprendiendo

Mantener la figura

Por si fuera poco, el agua es además una herramienta esencial para perder peso, sobre todo porque reemplaza el alcohol, refrescos y bebidas envasadas con alto contenido de azúcar y calorías. Mejora el tracto digestivo ya que es necesaria en la disolución de nutrientes para que estos puedan ser absorbidos por la sangre y transportados a las células. Además posee la cualidad de quitar o reducir el apetito, ya que muchas veces lo que pensamos que es hambre, en realidad es solo sed. El agua es un mineral, no contiene grasas, ni calorías, ni carbohidratos, ni azúcar; si la tomamos con regularidad estaremos favoreciendo nuestra dieta manteniendo así un peso estable. El agua es también una gran aliada para la piel ayudando a mantener la elasticidad y su tonicidad de la misma. Además,  actúa como un lubricante para músculos y articulaciones para un funcionamiento correcto.

¿Es dañino para la salud consumir agua mientras comemos?

Es importante señalar que es un mito la aseveración acerca de que beberla durante las comidas es nocivo para la salud. Todo lo contrario; durante las comidas produce una sensación de saciedad consiguiendo así, que consumamos menos alimentos. Varios estudios realizados por organizaciones de nutrición demuestran que ingerir grandes cantidades de agua durante la comida puede favorecer la disolución de los jugos gástricos, cuya principal función es la de eliminar las bacterias de los alimentos. Por otro lado, muchas personas requieren de un pequeño sorbo de agua para facilitar el acto de tragar la comida.

De acuerdo a las opiniones de los especialistas, lo más recomendable es consumir dos vasos de agua, incluso tres, mientras comemos para facilitar tanto el tragar la comida, como la disolución de sus nutrientes y el consiguiente proceso de digestión. La clave según sus estudios, está en beber de forma pausada y en pequeñas cantidades, no todo de un solo golpe.

¿Cuándo tomarla, antes o después de las comidas?

Para los nutriólogos, la respuesta es la misma, siempre y cuando –advierten ellos– se  haga de forma relajada y moderada no produce ningún daño al organismo. Beber la cantidad diaria recomendada siguiendo las indicaciones anteriores, también evita retención de líquidos.

alimentosybebidas

Cuidado con la deshidratación

Si no tomamos suficiente agua, nos deshidratamos, perdemos energía y sentimos cansancio. Recordemos, que si estamos sedientos, es porque ya estamos deshidratados, esto significa que nos sentiremos agotados, débiles, mareados o con algún otro síntoma como: sensación de sed, incomodidad, irritabilidad, dolor de cabeza, rampas musculares… Seamos precavidos, sobre todo si estamos en el trabajo, no olvidemos ir bebiendo. En verano, debemos prestar especial atención porque el calor aumenta la probabilidad de deshidratación. Por esta razón es importante que: antes de sudar, ingiramos líquido, pues en esta época se pierde más agua de la cuenta; podemos combinarla con zumos, infusiones u otras bebidas refrescantes. Con el deporte y la actividad física, sudamos más y es por esto que debemos ingerir más líquidos. También es necesario consumir alimentos ricos en agua como frutas, hortalizas y verduras. Además es bueno evitar las bebidas alcohólicas, ya que tienen efecto diurético que harán que orinemos más a menudo y, consecuentemente, nos deshidratemos antes. Otra medida de prevención es evitar salir durante las horas de máxima insolación, es decir, entre las 12 y las 16 h. o, resguardarnos en lugares frescos o con aire acondicionado.

Ojo… no abusemos del agua

Hemos revisado ampliamente las bondades del agua y no cabe duda que hay que tomarla. Como ya dijimos, nos aporta la hidratación necesaria para eliminar toxinas, mejorar nuestra memoria y concentración o evitar dolores de cabeza, entre otras cosas, pero hacerlo en exceso puede tener efectos secundarios mucho más perjudiciales para nuestra salud de lo que imaginamos.

“Cuando tomar líquidos se convierte en una adicción, se puede caer en el riesgo de contraer potomanía o polidipsia psicogénica. Este padecimiento consiste en la ingesta excesiva de líquidos de forma compulsiva, fundamentalmente de agua, pero también puede ser de jugos y refrescos”. Asegura el doctor Luis Iruela, quien prestó servicio como jefe de Psiquiatría del Hospital Universitario de Madrid.

Por su parte García Torrent afirma: “Al orinar no solo se elimina agua, también se pierden sales minerales. Si se bebe mucha agua se hace trabajar al riñón más de lo debido sin necesidad”.

De acuerdo con Iruela, este problema de salud tiene origen cuando los osmorreceptores del hipotálamo sufren una disfunción, los cuales regulan la necesidad de consumo de agua. Este comportamiento no se desarrolla inmediatamente, ni lo padecen personas completamente sanas.

“Son muchas las patologías que pueden causar la potomanía; como la esquizofrenia, demencias, debilidad mental, anorexia nerviosa o trastornos de personalidad”, indica el experto.

¿Cuáles son las consecuencias de padecer Potomanía?

El beber agua en exceso puede derivar en una intoxicación hídrica, la cual causa una alteración de los electrolitos con disminución de los niveles en plasma de sodio, potasio y cloro. Esto puede concluir en el deterioro del funcionamiento de diversos órganos del cuerpo. Otra consecuencia de beber agua en exceso es adquirir mielinolisis central póntica por edema cerebral, es decir, cuando los niveles de sodio se elevan demasiado rápido se produce un daño neurológico que impide el correcto funcionamiento de las neuronas.

Causas de la potomanía

El hipotálamo es la región cerebral, responsable de que se mantenga la cantidad de agua necesaria para el organismo y de advertir la falta de líquido emitiendo la señal de sed. Una alteración en el mecanismo de funcionamiento del hipotálamo podría provocar episodios de potomanía (potomanía neurológica), pero los expertos coinciden en que esto es sumamente extraño, por lo que asocian el trastorno con un desequilibrio psiquiátrico y es que, en general, los trastornos alimentarios están relacionados con problemas psicológicos y desórdenes de la personalidad.

¿Existen los Agualcólicos?

El asunto de la ingesta excesiva de agua va más allá de un trastorno del hipotálamo y cada vez son más las personas que reconocen tener un problema de adicción al agua potable. Los diagnosticados como agualcólicos van consumiendo cada vez más y más cantidades atraídos por la idea de mejorar su piel, adelgazar o tener más energía. Pero lo que empieza como una costumbre saludable, pronto deriva en que “no puedan prescindir de sorbos regulares de agua y sientan pánico si no lo hacen incluso en cortos tramos de tiempo”, explica  Mandy Francis en el Daily Mail.

El profesor Mark Whiteley, cirujano vascular y fundador de la Clínica Whiteley en Londres, es uno de esos expertos que lleva tiempo preocupado por el aumento en el consumo de agua. En su opinión “es muy posible que beber más agua de la que debemos durante un período prolongado de tiempo haga que se restablezca la química del cerebro de tal forma que éste espere una cantidad excesiva de agua”. Entonces somos adictos.

¿Qué puede provocar beber agua en exceso?

Como vemos, todos los excesos son malos y en este caso tomar más agua de la debida puede producirnos insomnio,  sudoración extrema, envenenamiento por agua… “Los niveles de sal en las células sanguíneas y en el cuerpo suelen ser los mismos” expresa el doctor, “si la sangre de repente se vuelve más diluida, puede hacer que las células, en particular las cerebrales, se hinchen. Esto genera presión en el cráneo que puede causar dolores de cabeza y, en casos graves, hiponatremia o intoxicación por agua, que puede ser fatal”.

Te puede interesar: http://zone-energy.com.mx/nos-da-y-nos-quita-la-vida-el-dioxido-de-carbono/

Y entonces, ¿cuál es la cantidad que debemos ingerir?

Pese a que gran parte de los instructores personales y dietistas suelen recomendar beber unos dos litros de agua al día –cuando no cuatro–, las últimas recomendaciones del NHS (el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido) recomiendan alrededor de 1,6 litros de líquidos para mujeres adultas y hasta dos litros en el caso de hombres.

Estas cantidades son suficientes para mantener el organismo funcionando de forma eficiente, pero cuando hablan de líquidos no se refieren solo a agua: todos los fluidos, a excepción del alcohol, que tiene un alto efecto diurético y puede deshidratar, nos ayudan a cumplir con las necesidades diarias de líquidos.

Queda claro que las cantidades de agua necesarias variarán ligeramente en función del tamaño, la actividad física o el medio ambiente que rodee a cada persona. Pero en principio, a no ser que nos encontremos en un clima altamente caluroso o realicemos deporte en condiciones ambientales extremas, con estas cantidades de líquido será suficiente para estar saludables e hidratados. Así que solo tenemos que estar atentos y ser equilibrados y más allá de contar las botellas o vasos de agua que llevamos en el día, fijarnos al ir al sanitario en el color de la orina: lo ideal es que tenga un color amarillo claro. “Cualquier índice de que esté más oscura probablemente signifique que estás deshidratado y necesitas beber más” explica Francis “mientras que si es casi claro estarás bebiendo demasiado y necesitarás frenar un poco”.

infusiones

DATOS DE  INTERÉS

* Las dolencias relacionadas con el agua son una de las causas más comunes de enfermedad y de muerte y afectan principalmente a los pobres en los países en desarrollo. Las enfermedades transmitidas por el agua que originan dolencias gastrointestinales (incluyendo la diarrea) son causadas por beber agua contaminada.

* El “Día Internacional del Agua” se lleva a cabo el 22 de Marzo de cada año. En esta fecha se pretende llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y fomentar una Gestión Sostenible de los recursos de agua dulce.

* El agua es clave para el bienestar humano y solo funciona como recurso renovable si está bien gestionada. Más de mil 700 millones de personas viven en cuencas fluviales sobre-explotadas y para 2025 dos tercios de la población mundial podría vivir en países con escasez de agua. Por ello es preciso tomar medidas para cambiar esta situación.

* Los mexicanos son los que más agua embotellada consumen en el mundo. En medio de una situación definida por expertos como de “estrés” o de “inseguridad” en el sector hídrico, el pobre servicio de agua potable que afecta al país impacta en los bolsillos de la sociedad. Y el fenómeno representa una amenaza para el medio ambiente por el elevado consumo del plástico y el desecho que se genera.

NOTAS:

Carmen García Torrent

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética, Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos. Master en Técnico superior en prevención de riesgos laborales.

Más de 10 años en consulta privada, colaboradora de televisión y revistas periódicamente.

Experta en la reeducación alimentaria, enseñando a comer, a entender la influencia de los alimentos.

Luis Miguel Iruela.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense Madrid. Doctor en Medicina y cirugía  por la misma universidad. Ex jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid.

Mandy Francis.

Editora de Femail, Here’s Health y BBC Good Health. Actualmente es escritora independiente, colaboradora habitual de The Daily Mail, The Sunday Times Style magazine y otras revistas.

Mark Whiteley.

Cirujano vascular británico. Profesor en la Universidad de Oxford. Whiteley fue el primer cirujano en el Reino Unido en realizar la cirugía de ojo de cerradura, para el tratamiento de las venas varicosas. En 2001 fundó de The Whiteley Clinic se encuentra en Guildford, Surrey, en 2011 el Colegio de Flebología y en 2013 la Ulcera de Piernas Caridad.

El Instituto Europeo de la Hidratación (EHI, por sus siglas en inglés -European Hydration Institute-), creado por médicos especialistas y científicos, se puso en marcha durante el 2º Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública que se celebró en Oporto del 23 al 25 de Septiembre de 2010

Share Button

3 Comentario sobre “¿TOMAR 8 VASOS DE AGUA AL DÍA REALMENTE ES NECESARIO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2016 | zone energy